Messi, no te vayas a tu casa

Messi, no te vayas a tu casa1

(O súplica de una madre al ídolo de su hijo)

Tihui Campos2

El domingo Latinoamérica se detuvo, convulsionada ya por el golpe de Estado en Brasil, el regreso de la derecha a algunas de nuestras naciones, la violencia contra los profesores en México y Argentina, los feminicidios en Centroamérica: Lionel Messi le puso “sal a nuestras heridas” al fallar un penal contra la selección de Chile y al decirnos: “se terminó para mí la selección”.

Este acontecimiento me motivó a escribirle una breve carta a nuestro querido Lio, no como una fanática del futbol, sino como una madre que cree en un futbol distinto y que él representa lo que hemos buscado, un futbol que surge de la comunidad, con apoyo familiar, un juego limpio, sin circo, con técnica, sencillo y que es posible sin protagonismos, donde puedes divertirte y jugar en equipo.

Querido Lio:

Con sorpresa y un poco de angustia vi en la tele que te vas de la selección de tu país después de los tristes resultados que han tenido estos años, tú que has ganado todo, no has podido darle a tu gente lo que tanta alegría les proporciona: una Copa del Mundo o una Copa América. ¿Pero en realidad eso es lo más importante? Yo creo que no, y te explico por qué.

La historia de tú difícil infancia, cuando a los 11 años te tenías que inyectar solo tus hormonas; ¿Cuántos padres y madres no hemos utilizado eso para rogarle a nuestros hijos que se tomen su medicamento, lleven a cabo su tratamiento o coman las verduras que no se antojan?

Cuando mi hijo Camilo se enteró de que de adolescente te fuiste con toda tu familia a Europa, nos dijo que siempre íbamos a estar con él, a donde se fuera a jugar. Cuando le fallan los tiros de esquina, tú eres el motivo para que siga intentado e intentando hasta que pueda dar un buen centro, porque su madre siempre le dice “¿Tú crees que a Messi le salieron a la primera?”, y cuando cascarea con sus amigos, se divierten repitiendo aquel penal-gol tuyo y de Luis Suarez contra el Celta de Vigo.

En fin, anécdotas así nos han servido para crecer y ser mejores cada día, tu partida nos impacta en lo más profundo del corazón porque siempre le digo que lo más importante al final es divertirse y disfrutar, que el triunfo es un premio más, y que si no se gana tendremos que trabajar más para lograrlo.

Al final del día la decisión es tuya, y sí, muchas veces nos podemos arrepentir de nuestras decisiones y con mucha dignidad (que a ti te sobra) puedes cambiarla y habrá gente, niños, niñas y jóvenes que te apoyaran y si regresas, será también una gran lección.

Pero mira, ahora en mi país el gobierno está golpeando y asesinado a los profesores que están luchando contra las políticas neoliberales que el presidente Peña Nieto está imponiendo en México, y muchas veces, cuando queremos alegrarnos el día o sonreír un ratito le digo a mi hijo “vamos a ver el video ese de los mejores goles de Messi” y nos olvidamos un ratito de los problemas que invaden a nuestro país, a nuestra familia y al mundo que habitamos, pero aun así creo que podemos ir más allá, y tú podrías ayudarnos porque como dice Marcelo Bielsa: “Cualquier alegría que podamos dar, no es sustituto de las necesidades del pueblo”

“No te vayas Lio”


1 Título parafraseado del hermoso mensaje de Piero a Messi, aquí el video: https://www.youtube.com/ watch?v=MTHyV_ohpFI

2 Mamá de Daniela y Camilo, jugadores de futbol.

Imágenes tomadas de Twitter

 

Back to Top