Oaxaca: Un cañonazo fallido, un cohetazo certero y un terremoto

Oaxaca: Un cañonazo fallido, un cohetazo certero y un terremoto

Por: Cristina Bautista Peña.

Hace días, Murat pidió el apoyo de empresarios para proteger la visita de Peña Nieto. Les dijo que ellos pusieran los "balazos" y que el daría el "cañonazo". Los balazos eran grupos de choque de la CTM y el cañonazo seria la represión de las policías estatal y federal contra los maestros y ciudadanos que salieran a protestar contra esta repudiada visita.

MURAT FALLÓ. La pretensión de Murat y Peña de dar el "cañonazo final" a la sección 22 con una vista presidencial “normal” a Oaxaca, resulto un total fracaso. El "presidente" tuvo que salir a explicar por qué en una visita a Oaxaca, uno de los helicópteros de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) del convoy presidencial, donde viajaban periodistas nacionales, recibe un "cohetazo" que le perfora un vidrio.

Peña ya estaba en la ciudad de México y la batalla seguía en las calles de Oaxaca. Oleadas de mujeres y hombres, sobre todo jóvenes, los hijos e hijas de Oaxaca, se estrellaron contra los muros de escudos, gases y balas de los esclavos del poder, una y otra vez, por horas.

Después de la batalla una torrencial tormenta cayó sobre Oaxaca y barrió hasta el último rastro de gas lacrimógeno de nuestras calles y plazas.

Aun no terminaba el día y un terremoto de 8.2 grados, en la escala de  Richter, sacudió el sureste de México y provoco destrucción y muerte en la región del Istmo de Tehuantepec, particularmente en Juchitán.

La energía desplegada el jueves por los pueblos de Oaxaca debe manifestarse en generosa Guelaguetza para ayudar a nuestros hermanos y hermanas de la región del Istmo.

Hoy Peña Nieto regresa a Oaxaca en menos de 24 horas, después que fue corrido a cohetazos. Llegó a Juchitán a ofrecer apoyo para la reconstrucción por los enormes daños causados por el terremoto en esa ciudad del Istmo.

Sinceramente espero que ahora que ya está agonizando su gobierno cumpla con lo que está prometiendo a nuestros hermanos istmeños.

De cualquier forma, los pueblos del Istmo saben que este mismo “Presidente” que hoy acude solicito a ofrecer apoyo a Juchitán, rodeado de soldados, es el mismo “Presidente” que ha entregado en concesión miles de hectáreas de sus tierras a empresas eólicas y mineras extranjeras, y es el mismo que, mediante la llamada “Zona económica exclusiva del Istmo”, pretender terminar de despojar el territorio que los pueblos istmeños han defendido por siglos. Que las lágrimas no nublen la vista.

Los pueblos del Istmo de Tehuantepec han resistido por siglos la destrucción de la guerra y los castigos de la tierra generosa que protegen. Que los poderosos hagan lo que quieran, el deber de los pueblos es apoyar.

A todos los jóvenes de los pueblos de Oaxaca, que  estuvieron en las calles defendiendo la dignidad de su tierra ante la visita de un traidor a la patria: hoy es tiempo de orientar esa energía y esa fuerza para ayudar a nuestros hermanos del Istmo, pues a pesar de todo la lucha sigue.

Abrazos infinitos a la banda de Juchitán y de todos los pueblos del Istmo. Saludos a todos esos jóvenes y jóvenas que el día jueves 7 de septiembre de 2017 nuevamente volvieron a invocar la esperanza.

¡OAXACA VIVE LA LUCHA SIGUE! ¡SOLIDARIDAD CON NUESTROS HERMANOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC! ¡EN OAXACA LA REFORMA EDUCATIVA NO PASARA!

 

Back to Top