Neoliberales desesperados

Neoliberales desesperados

Por Juan Campos Vega

Apenas ha iniciado la campaña presidencial, y ya se notan cambios que evidencian una estrategia que tiene la clara intención de unir las declaraciones y acciones de los cuatro candidatos neoliberales en contra de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), postulado por la coalición “Juntos haremos historia”.

El pretexto fue el mitin de campaña de José Antonio Meade, candidato de la coalición “Todos por México”, en Puerto Escondido, Oaxaca, donde integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se confrontaron con militantes de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Ambos grupos dijeron que se limitaron a repeler una agresión, y Eloy López Hernández, secretario general de la Sección 22, afirmó: “nadie nos manda”, y deslindó a la CNTE de los candidatos de Morena, porque afirmó que uno de los principios de la CNTE “mandata que dentro de nuestro gremio no tenemos candidatos”.

Pero, Meade aprovechó la ocasión y acusó de inmediato, a López Obrador, de alimentar y animar esa violencia, de no manejar ideas ni propuestas, sino solamente “el lenguaje del secuestro del futuro de los niños y de la violencia”, por lo que no merece gobernar al país.

AMLO, desde Baja California, calificó lo ocurrido como “un incidente lamentable”, y ante la acusación de Meade, le respondió con ironía: ¡Ternurita! ¡Ternurita! ¡Apúrate porque te va a ganar Margarita!, a la vez que enfatizó que su movimiento “ha sido, es y será” pacífico, y que no hay contradicción en efectuar un cambio pacífico “pero al mismo tiempo profundo”.

Coincidiendo con Meade, Ricardo Anaya, candidato de la coalición “Por México al Frente”; Margarita Zavala, y Jaime Rodríguez “El Bronco”, que participan como independientes, se sumaron a la descalificación de AMLO, por violento;  aunque el menos inteligente —por bronco— dijo que no era nada personal contra AMLO, sino que era por sus ideas. ¡Más claro ni el agua! Los candidatos neoliberales se agrupan para combatir a quien pretende acabar con la política antinacional, antipopular, y extremadamente corrupta, que ha caracterizado a los últimos cinco sexenios.

Prueba de que Meade utilizó o provocó el enfrentamiento en Oaxaca, es que le sirvió para justificar su afinidad ideológica con Anaya, Zavala y Rodríguez, y lograr la firma de un “Pacto por la Primera Infancia”, en el que se comprometen a lograr que más de 12 millones de niños menores de 6 años reciban adecuada nutrición, seguridad, protección, aprendizaje y cuidado cariñoso. Es decir, para hacer lo que los gobiernos de los partidos de los que provienen han sido incapaces de resolver.

Al evento organizado por Mexicanos Primero, ONG presidida por Claudio X. González Guajardo, empresario y activista que también ha estado involucrado con Fundación Televisa y Bécalos, y que ha sido señalado por ser cercano al PRI y un crítico feroz de López Obrador, asistieron más de 300 organizaciones, un centenar de líderes vinculados al sector privado, y Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca.

El desesperado Meade, que está en el tercer lugar de las preferencias electorales y sigue cayendo, arremetió de nuevo contra AMLO por no asistir a firmar el pacto, porque —dijo— que él no está comprometido con los niños ni con la educación.

En las próximas semanas, seguiremos viendo “coincidencias” antiAMLO, de estos cuatro abanderados presidenciales, que se han coaligado para tratar de evitar el triunfo de un candidato que se ha declarado enemigo de las políticas neoliberales. No entienden que el electorado rechaza el neoliberalismo porque ha hecho de México un país más dependiente del capital externo, y al pueblo mexicano cada vez más pobre.

Back to Top